Cómo organizar una boda y no morir en el intento

Cómo organizar una boda
En una pareja todo es bonito hasta que llega el momento de decidir cómo organizar una boda. Sobre todo para las novias [aunque algunos novios no se quedan cortos], la puesta a punto del gran día se convierte en todo un suplicio. La paciencia y la energía de los prometidos se va agotando a medida que pasan los meses y, por extensión, las de sus amigos y familiares más entregados a la causa.

Habréis escuchado cientos de historias que confirman estos augurios y, en el fondo, sois conscientes de los nervios que os van a acechar durante los próximos meses. Pero no nos queremos poner dramáticos ni quitaros las ganas de planificar los pasos para organizar vuestra boda con el máximo detalle. De hecho, os vamos a revelar algunos consejos para que preparéis vuestro gran día sin morir en el intento.

Tips básicos para organizar tu boda sin estrés

El “Día B” tiene que ser inolvidable. Pero solo dura 24 horas. Por eso, también es importante disfrutar al máximo de todos los preparativos. Para saber cómo organizar una boda original sin grandes fatigas, seguid estos pasos:

  1. Ante todo, mucha calma. Es vuestro día y nada debería arruinarlo. Pero somos humanos y nadie está libre de cometer un pequeño error. Por eso, debéis tomaros las cosas con filosofía y buen humor [sé que es más fácil decirlo que hacerlo, pero se puede].
  2. Tipo de boda. ¿Sois de las parejas tradicionales o de esas a las que les gusta sorprender a sus invitados? Si queréis dejarlos asombrados, recordad las bodas “elope”. Con ellas, el factor sorpresa está prácticamente asegurado.
  3. Conceptos básicos. Antes de volveros locos con la lista de invitados, calculad cuánto dinero tenéis, dónde podréis organizarlo y la fecha más adecuada. A partir de entonces, podréis seguir adelante con la organización de la boda.
  4. Objetivo invitados. Pensad solo en aquellas personas con las que queréis compartir este gran día [tomaros vuestro tiempo, lo necesitaréis] y no le deis muchas vueltas a la distribución de las mesas. Al fin y al cabo, es misión imposible contentar a todo el mundo. Pensad en detalles de boda originales (como los espejos personalizados de MARTINA Design&Paper) y todo arreglado.
  5. Tema invitaciones. Sin invitación no hay testigos; sin testigos no hay boda. Aunque están a la orden del día, los emails o “whatsapps” informando sobre el gran día NO VALEN. Elegid unas tarjetas originales y personalizadas y, si no tenéis tiempo, enviadlas por correo ordinario. Por cierto, esperad por la confirmación. Uno de los problemas más comunes es el de los invitados de última hora o los que no hacen acto de presencia.
  6. Pedid ayuda. A veces, los detalles nos sobrepasan y no es bueno. Para que sigáis siendo los protagonistas y podáis disfrutar de vuestro día sin disgustos, delegad parte de la planificación en otras personas (amigos, familia, wedding planner).

En cuanto al vestido, el menú, las canciones (para el baile, para la tarta, para…) no podemos hacer otra cosa que aconsejaros ser vosotros mismos. ¿Estáis preparados?

2 comentarios de “Cómo organizar una boda y no morir en el intento

  1. Pingback: Detalles que no pueden faltar en vuestra boda - Martina Designer & Paper

  2. Pingback: Cómo organizar las mesas de una boda - MARTINA design&paper

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *