Discurso de boda

DISCURSO DE BODA

CÓMO PREPARAR EL DISCURSO PERFECTO Y TRIUNFAR.

Aiiiixx, que eres una de esas personas especiales a las que les ha tocado hacer un discurso en LA BODA. Sí, en mayúsculas porque debe ser la de alguien muy importante para ti: tu mejor amiga, amigo, hermana… de lo contrario no te lo pedirían.

Y, además, cuando te anunciaron que querían que dijeras unas palabras para ellos en su gran día, trotaste y saltaste de alegría. La emoción te invadió y en ese momento pensaste (y puede que hasta dijiste): Sé perfectamente todo lo que quiero decir en mi discurso. Eso fue hace meses, lo tenías todo controlado pero el tiempo ha pasado, la fecha se acerca y de repente, ¡¡tu cabeza está en blanco!!

Puede que tengas en la mente un montón de ideas, pero no sabes cómo ordenarlas, ni por dónde empezar, ni acabar…

Quieres huir a un país extranjero y adoptar una nueva identidad, pero eso no es posible, así que antes de que caigas en la desesperación, sigue leyendo estos consejos para hacer un discurso bonito, sencillo y que te ayudará a sacar lo mejor de ti. 😉

TU DISCURSO DE BODA:

  • Plantéalo como si escribieras una carta a los novios.
  • Haz una pequeña lluvia de ideas de temas que te gustaría plasmar en el discurso. Míralo de nuevo y céntrate en máximo 3 puntos importantes. Coge cada uno de ellos y haz un pequeño esquema de qué añadir en cada uno. Después, empieza a redactar uniendo estas ideas y si en ese momento ves que alguna no funciona, elimínala.
  • Preséntate, pero olvídate de ti, lo importante son ellos y deben ser los únicos protagonistas de tus palabras.
  • Siempre es un buen recurso hablar de los años que hace que conoces a los dos o a uno de ellos.
  • Nunca, jamás, hables de nada embarazoso, tienes que ser elegante.
  • Evita las bromas, no es el momento.
  • Comenta las virtudes de la pareja, pero virtudes aptas para todos los públicos: generosidad, bondad…y cosas de este estilo 😉 También de como sus personalidades se compenetran y del buen tándem que hacen.
  • Puedes apoyarte en alguna frase histórica relacionada con el amor, la fortaleza, la unión, etc… para empezar el discurso. Si lo haces, intenta que sea de un personaje conocido, pero no una frase muy manida. Sorprenderás si das con la frase ideal que además muestre que le ha puesto ganas buscándola.
  • Intenta que no dure más de 3 minutos. Por muy bonito y emotivo que sea, es muy fácil que los invitados desconecten. Un discurso de boda es el gran ejemplo de que lo bueno, si es breve, dos veces bueno. No te andes por las ramas, da datos concretos, emociona y el público será tuyo.
  • Siempre, es OBLIGATORIO que lo leas en voz alta antes para ensayarlo. No cuando acabes, sino a medida que lo vas escribiendo. Y digo en voz alta, no para ti interiormente. Tienes que leerlo porque en ese momento te darás cuenta de posibles errores, de frases mal formuladas, palabras demasiado repetidas, y, sobre todo, de cómo suena y de cómo lo van a oír los demás. Además, verás cómo dar mayor énfasis con tu voz en los puntos que te interesan.
  • Haz los borradores que sean necesarios y cuando lo des por acabado (después de haberlo releído en voz alta varias veces), guárdalo y no le des más vueltas. No existe nada perfecto, lo que escribes hoy es diferente de lo que harías en otro momento, nuestra memoria es selectiva, por ello si te gusta el resultado, no pienses más en cómo mejorarlo porque la mayor crítica es la tuya propia.
  • Para el gran día, escribe el discurso con letra clara o si te es posible, lo mejor es que lo imprimas, que solo sea en una cara del folio porque el simple gesto de dar la vuelta a una hoja, en un momento en que los nervios hacen su presencia, puede hacer que pierdas el hilo. Pensarás que no, pero sí, nos puede pasar a todos. J
  • Intenta memorizarlo, si eres capaz de leer lo menos posible, aún será más especial. Si no, que se note que está ensayado y trabajado, aunque de eso y a estas alturas ya no nos cabe duda 😉
  • Prepara una copia bonita para regalársela a los novios como recuerdo, pero dásela cuando vuelvan de su luna de miel, por ejemplo. El día de la boda tienen mil cosas y es posible que no puedan guardarla bien y se acabe perdiendo. Además, será un nuevo recordatorio cuando todo pase y, seguro que les encanta.
Discurso breve = a éxito con tu público

¡Sí! Has podido, ¡bravo! No era tan difícil, sino cuestión de poner orden el los temas y hablar desde el corazón. Debes tener presente varias cosas importantes. Te han elegido para algo tan bonito como hacer el discurso de boda, porque te quieren. Dedica, por tanto, a prepararlo, el tiempo que la pareja merece. Quieren que seas alguien especial en su boda y debes estar a la altura. Los sentimientos que tenemos cada uno de nosotros hacia las diferentes personas que tenemos en nuestra vida, se viven de una manera especial y única, y solo nosotros sabemos cómo expresarlos, nadie más sabrá al 100% lo que sientes y cómo vives esa amistad, relación familiar o lo que corresponda. Por ello, nadie puede juzgar de lo que hables, y eso, es la ventaja que tienes. Solo muestra sinceridad y cariño.

Te deseo suerte, aunque no la necesitas y que tu discurso sea un éxito y viváis un día inolvidable.

Un abrazo!

Marta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

How would you like to design your

Upload a full design

  • - Have a complete design
  • - Have your own designer

Design here online

  • - Already have your concept
  • - Customise every detail