Alerta invitados: ‘dress code’ para estilismos impecables

dress code boda

Las bodas y las tendencias nupciales están cambiando en todos los sentidos: formalidad, vestimenta, protocolos, banquetes, en detalles de boda… Pero algunas reglas ceremoniales no solo perduran en el tiempo, sino que han conseguido convertirse en leyes no escritas imposibles de ignorar. Hablamos de la eterna duda sobre cómo vestir para una boda y de las innumerables soluciones con las que darle una respuesta. Si vuestro calendario está plagado de eventos y aún no tenéis modelito, os damos algunas ideas para vestir en una boda y acertar de lleno con el estilo.

 

 

Cómo vestir para una boda y cumplir con la etiqueta de perfecta invitada

 

El código de vestimenta tradicional es uno de los imprescindibles de una boda. Poco a poco surgen algunas excepciones y cada vez más novios deciden priorizar la comodidad de los invitados por encima del protocolo. Pero hay una serie de reglas que no se pueden perder de vista y que debes tener en cuenta si quieres ser la perfecta invitada:

 

– Nada de blanco o de colores muy claros (crema, beige) que se puedan confundir con el vestido de la novia. Salvo petición expresa de los novios, esta es una de las máximas más importantes que se deben tener en cuenta a la hora de elegir el vestido o conjunto para la boda.

– Descarta también el negro, puesto que está vinculado al luto. Hay una excepción. Puede conseguir una aceptación generalizada tanto en bodas de día como de tarde si se combinan bien los complementos, se introducen tejidos como el encaje o la pedrería o se rompe la monotonía con algún estampado.

– Evita los escotes muy pronunciados y, si la ceremonia es religiosa, mantén los hombros tapados. La elegancia y el respeto a los novios son los pilares básicos de esta regla del código de vestimenta.

– No lleves vestidos estridentes: colores demasiado llamativos, adornos excesivos, sobrecarga de detalles… Si no cumples con esta norma básica del dress code solo conseguirás eclipsar a la novia.

Zapatos cómodos, en sintonía con el estilismo (sin ser del mismo color); joyas, las justas y necesarias; bolsos pequeños… Recuerda que, probablemente, los detalles de boda para invitadas guardarán todo tipo de “planes b”.

 

¿CÓMO VESTIR EN UNA BODA DE DÍA?

Con un vestido corto (a la altura de la rodilla) y sencillo.

La tradición manda colores pastel, pero en este punto se levanta más la mano. En cuanto a los accesorios: sí a los tocados y pamelas siempre que sepas aguantarlos (debes llevarlos hasta la hora del baile).

 

¿CÓMO VESTIR EN UNA BODA DE TARDE?

Vestido largo o de tres cuartos de estilo sencillo pero elegante y con colores oscuros.

Complementos discretos y que vayan en armonía. Se permite el brillo, pero con moderación.

 

 

Ellos también deben saber cómo vestir para una boda

 

Aunque parece que el género masculino tiene menos limitaciones en cuanto al código de vestimenta, no es cierto. Hay detalles muy importantes que ellos deben tener en cuenta:

 

– De la misma manera que ocurre con el tocado de las invitadas, ellos no pueden deshacerse de la americana, la corbata, la pajarita y demás accesorios hasta la hora del baile. No hay excepción posible, ni siquiera, aunque lo haga el novio. Sobre todo, la americana. El código de vestimenta dicta que debe llevarse siempre puesta.

– La opción más acertada para la mayor parte de las bodas es el traje. El chaqué o el esmoquin están descartados, salvo en estas ocasiones: si eres el novio, el padrino, un testigo, uno de los invitados elegidos por el prometido o si el código de vestimenta exige “etiqueta”.

– ¿Cómo acertar con el traje? Opta por colores como el gris, el azul y el negro y no te olvides de elegir una corbata elegante y sencilla, que no llame demasiado la atención. En teoría, la pajarita es la opción correcta para el esmoquin.

 

Estas son las reglas básicas que invitados e invitadas deben tener en cuenta al elegir cómo vestir para una boda. Aun así, la decisión la marcan los novios, normalmente, en sus invitaciones de boda. Echad un vistazo al “dress code” marcado por la pareja (o preguntádselo) y buscad un look que os permita disfrutar al máximo de la celebración sin restarles protagonismo a ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *