Quiénes somos

¡Hola!

 

Estás aquí para conocer mejor a MARTINA Design&Paper 🙂  Allá vamos….

 

Mi nombre es Marta, la emprendedora que ha decidido luchar por su sueño.

 

Cuando era pequeña, me pasaba las vacaciones dibujando, haciendo creaciones con cartulina o montando maquetas. Era mi pasión.

No obstante, y aunque la creatividad era uno de mis fuertes, me he dedicado gran parte de mi vida laboral a márketing, un trabajo que siempre me ha encantado y agotado por partes iguales.

 

En 2014  pensé que había llegado el momento de intentar dedicarme a lo que me gustaba: diseñar y crear enfocándolo a bodas y eventos porque me encanta el detalle y formar parte de momentos tan únicos.

 Y así, nació Tina Planner. (Sí, has leído Tina Planner)

El inicio no fue fácil, tienes muchos momentos de dudas e incertidumbre, pero poco a poco todo creció.  Cada vez más clientes, más oportunidades e incluso que mi trabajo haya sido publicado en revistas y blogs resaltándolo como tendencia.

Y hoy, ¿qué pienso? Que fue una gran decisión.

Muchas horas de trabajo y una mente siempre en marcha, una lucha constante por mejorar, crecer y sobre todo, mucha más pasión por lo que hago. Además, he conocido (y sigo conociendo) gente increíble que me ha demostrado cariño, y admiración personal y profesional. 

 

En 2017 decidí que era el momento de un cambio en el nombre de la empresa que he conseguido crear. Tina, era derivado de Martina, el nombre de mi madre, alguien quien se fue demasiado pronto. Ahora, no quiero una parte de su nombre, lo quiero todo y por eso estás en MARTINA Design&Paper. Ha sido un cambio meditado y que me hace una gran ilusión, dicen que nunca nadie acaba de irse mientras se le recuerde, yo simplemente pienso en que sonreiría si viera todo esto.

Casualmente muchas personas a lo largo de mi vida me han llamado cariñosamente Martina como si fuera un diminutivo de Marta cuando son nombres totalmente diferentes, y lo han hecho sin saber cómo se llamaba mi madre. Han sido cosas aleatorias, casuales o del destino, pero en mi interior era algo que he necesitado expresar en el nombre de mi empresa. Quién sabe si al final sí que todo ocurre por algo.

 

Disfruto con lo que hago, le pongo pasión y para mí: los detalles siempre cuentan.

 

Marta